samedi 28 mai 2011

SALIDA A HUESCA Y LOARRE











El pasado viernes, 27 de mayo, todos los alumnos y alumnas de educación primaria del colegio nos desplazamos hasta Huesca y Loarre para realizar nuestra tradicional salida de fin de curso.
En Huesca realizamos una visita guiada ofrecida por la Oficina de Turismo del ayuntamiento de Huesca. Conocimos y aprendimos muchas cosas de la Catedral, el Ayuntamiento, San Pedro el Viejo y el Museo Provincial.
Del Museo Provincial nos gustó mucho la denomina la Sala de la «Campana de Huesca», donde protagonizamos una escenificación de la famosa leyenda, y la sala superior, denominada de «Doña Petronila».
En la Catedral nos explicaron el origen de la misma, que fue construida sobre una antigua mezquita musulmana. La catedral de Huesca, de estilo gótico, empezó a edificarse en 1273 –bajo el reinado de Jaime I de Aragón- y fue terminada en 1515. Está situada en pleno casco antiguo en lo alto de una colina, en una bonita plaza en la que destaca también la presencia del ayuntamiento de la ciudad. Nos impresionaron las vistas de Huesca desde lo alto de la torre y el retablo mayor de Damián Forment.
En el Ayuntamiento nos enseñaron el Patio y el Salón del Justicia con el espectacular cuadro de Casado del Alisal “La Campana de Huesca”, en el que se plasma de una manera sangrienta el famoso suceso.
San Pedro El Viejo es un edificio románico del siglo XII situado en el casco antiguo de la ciudad. Considerado Monumento Nacional, su arquitectura y escultura lo convierten en uno de los conjuntos históricos más importantes del románico aragonés. Lo que más nos gustó fue el Claustro del Monasterio.
Para descansar un poco y comer estuvimos en el Parque “Miguel Server” que estaba muy bien cuidado. Estuvimos jugando junto a la reproducción de las famosas “Pajaritas” del artista oscense Ramón Acín, cuyo original habíamos podido contemplar horas antes en el Museo Provincial.
Y sin pérdida de tiempo nos dirigimos hasta Loarre para visitar su precioso castillo de estilo románico. Supimos algo de su historia y pudimos recorrer por su interior escaleras, capillas, salas, pasadizos, torreones,... Con unas vistas de la Hoya de Huesca realmente impresionantes nos pudimos hacer una idea de los episodios bélicos que presenciaron sus moradores en los inicios del Reino de Aragón.
Regresamos a Jaca, con un pequeño retraso sobre el horario previsto, por la carretera del puerto de Santa Bárbara, motivo añadido de alegría al poder contemplar el bonito paisaje que nos ofrece el cauce del río Gállego.