jeudi 12 mai 2011

SOMOS UNOS EMPRENDEDORES SOCIALES

El Programa Escuelas Amigas de la Fundación Telefónica sigue su andadura en el Colegio Público “Monte Oroel”. En la jornada de ayer, miércoles, 11 de mayo, nuestros alumnos y alumnas de 5º y 6º de Educación Primaria volvieron a tener un encuentro, mediante videoconferencia, con nuestros amigos de la Escuela Juan Isaac Lobato de Quito. En esta ocasión, el motivo que nos reunió fue el intercambiar información -de un lado y de otro- sobre una problemática social que previamente habíamos elegido de manera conjunta con nuestros alumnos. La propuesta de la Escuela Juan Isaac Lobato fue muy bien recibida en nuestro centro y así, de manera conjunta, decidimos abordar el problema del Trabajo Infantil.
Esta actividad del Programa Escuelas Amigas, denominada “Soy un emprendedor social”, consta de varias sesiones de trabajo y tiene por objeto analizar un problema –en nuestro caso el trabajo infantil- que se da en la sociedad actual. En concreto, pretendemos estudiar su situación a nivel de los dos países hermanados y en todo el mundo, ver sus causas y sus consecuencias y, por último, aportar desde nuestro punto de vista posibles soluciones.
En una sesión anterior a la videoconferencia de ayer, en pequeños grupos de cinco alumnos, habíamos investigado la situación del problema. Previamente acordamos con nuestros amigos de Ecuador que cada colegio se centraría, sobre todo, en la manera que este problema afectaba a su respectivo país. Nos organizamos y nos repartimos el trabajo entre los grupos conformados. Vimos algunos recursos web que la Fundación Telefónica pone a nuestra disposición a través de su guía para el profesorado, buscamos diferentes fuentes de información: libros, revistas, publicaciones de todo tipo. En cada equipo de trabajo se nombró un portavoz encargado de elaborar un pequeño documento resumen de su investigación.
En la Videoconferencia de ayer con nuestros amigos homólogos expusimos ante los demás compañeros de un lado y de otro del Atlántico nuestras principales conclusiones. Nos dimos cuenta de la cruda realidad de este problema que, en mayor o menor medida, afecta a todo el mundo. Analizamos sus causas y sus consecuencias más evidentes. Vimos muchos de los tipos de trabajo infantil que ejercen más de 240 millones de niños en todo el planeta: agricultura, minería, comercio, construcción, servicio doméstico,.... pero los que más nos llamaron la atención fueron los de fabricación de material deportivo –balones, calzado,...- Las causas más comunes son la pobreza, la globalización económica, la pasividad de las autoridades y, a veces, fuertes componentes culturales que hacen que el trabajo infantil esté bien visto por la sociedad.
Pablo, alumno de 5º de E. Primaria del Colegio “Monte Oroel”, hacía la siguiente reflexión y llamada de atención generalizada ante el dramático problema: “Ante todo esto, ¿qué hacen los gobernantes en todo el mundo?, es más: ¿qué hacemos nosotros?. Parece que en todos los países existe una legislación clara y precisa, pero su aplicación no se lleva a la práctica en muchos casos”.
Ahora nos quedan dos sesiones más para finalizar esta actividad. Se trata de buscar soluciones a la problemática del Trabajo Infantil, que es la parte más creativa de la actividad; y de aportarlas a los demás, para entre todos elaborar un documento final.
A pesar de los problemas que tuvimos con la conexión, con constantes interrupciones, conseguimos sacar adelante la actividad. Todos nos alegramos de volver a vernos y ya esperamos con impaciencia la oportunidad de encontrarnos de nuevo.